sábado, 16 de agosto de 2008

De Inés Bohórquez

Una de esas amigas que nos regala la vida y que en momentos difíciles acude sin que la llamemos, su nombre es Inés Bohórquez, su sensibilidad exquisita. Es el ejemplo de cómo se puede burlar a la distancia para construir un afecto verdader.

Inés
me ha regalado este poema, que comparto emocionada:

Trascendiendo la vida


Trascendencia de la vida cubierta de amor en recuerdo
Cautivante secuela de aquellos momentos
Unión benemérita de emociones desbordadas
Paciencia infinita de querencias anheladas
Y así entre un verso y una prosa
El amor eterno va asumiendo el reto de la hora
Amantes que crecen entre los silencios y los días
¿Cuanto amor en una vida
si es mas que amor en cada momento?
Y en un baúl la estrella que brilla continua
Cada víspera una luciérnaga que acompaña
Decir que han amado más allá de la vida
Es ver la luz que aun emana de la ventana
Y como conocer lo que no veo ni siento
Si es mas que una imagen que me brota en la cara?
Amor, ese que es eterno como un beso que respira
Sobre lo que es en si aquella enramada…



un abrazo amiga!

Inés Bohórquez, desde Venezuela

8 comentarios:

Catalina Zentner dijo...

¡Gracias, Inés, por este soberano mimo que trae alegría y esperanzas!

Versos complicados dijo...

Querida Catalina más que merecido este regalo y me contenta tanto que llegue este hermoso poema desde venezuela, en al voz de una paisana, Inés, a quien he tenido el gusto de conocer a través de sus comentarios y lugar.
Un abrazo grande y besos que espero te lleguen atravesando mares y tierras lejanas y aqui a Inés, tan cerca, no sólo de tierra, también como tú de alma.

Migdalia

Rbk dijo...

En estos días nos pareciera que el compromiso del amor -en cualesquiera de sus formas: pareja-amigos- se hubiese devaluado hasta su casi aniquilación, estos pequeños y grandes testimoniales de solidaridad son los que trascieden el mero plano virtual y se alojan en la vivencias del alma.

Gracias, Inésm Caty, por asomarnos a este milagro.

Catalina Zentner dijo...

Migdalia, Rebe, esas gotas de cariño refrescan el alma, cuando todo parece tan yermo.

Abrazos,

Wilhemina Queen dijo...

Nada está yermo Catalina, estás rodeada de corazones luminosos que te acompañan.
El poema es precioso.
Un abrazo enorme!

Vero

SERHUMANA dijo...

Que precioso regalo recibiste!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Hermosisimo poema!!!!!!!!!!!!!!!!!

Catalina Zentner dijo...

Wihle, Serhumana, ¡es lo que me sostiene!

La_Sonyadora dijo...

Querida Catalina, te felicito por este regalo, te lo mereces.

Erika